Bandera de Cuba
Circulo Logo spanish  

Artículos del Editor Alberto Gutiérrez Barbero

Índice

Intelectuales comprometidos Como lo veo yo
Las Damas de Blanco Comentario sobre la Marina Mercante
Cuba and the Academic of Newsman 
  

El cemento del odio

Desde tiempos inmemoriales hubieron significantes construcciones por amor. Los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, es la más famosa. Y por lo que se sabe el enigmático Castillo de Coral, en el sur de la Florida, es también una obra de amor.

Aunque es posible que en Cuba haya habido alguna que otra edificación u obra de ingeniería con cierta relación al amor, de momento no recuerdo ninguna. Pero sí muchas que destilan odio.

La producción de cemento en La Habana comenzó a finales del siglo XIX, aparentemente mucho antes que en el resto de América Latina. Sin embargo fue en Mariel, en el extremo este de la costa norte de la Provincia de Pinar del Río - hasta que la tiranía castrista descuartizó la división política de Cuba - donde años más tarde la Compañía Cubana de Cemento Portland, subsidiaria de la empresa norteamericana Lone Star, en definitiva estableció '"El Morro", una fábrica de cemento que conocí de pasada al igual que la fábrica de cemento "Titán' inaugurada durante la década de los cincuenta en las afueras de Santiago de Cuba.

Para 1959 estas dos fábricas - junto a otra también construída en Artemisa cuando tampoco nadie imaginaba que ese municipio pinareño un día sería una "provincia socialista" - cubrían el consumo nacional de cemento .No obstante jamás hubo un serio esfuerzo oficial ni una conciencia social para erradicar los barrios repletos de "llega y pon" en Cuba.

Tampoco para borrar del campo el bohío donde gran parte del campesinado vivía en condiciones que indicaban un subdesarrollo a diferencia de los modernos y elegantes repartos de La Habana y otras ciudades de Cuba. Desde que prevaleció la revolución castrista que "todo lo resolvería" el apócrifo mesías comenzó a mencionar las disparidades sociales que había que reivindicar. Y mientras que las ejecuciones, los encarcelamientos continuaban bajo el verde olivo, al son ya popular de "¡ La Reforma Agraria vá! " la confiscación /robo de la propiedad rural fue marcando el camino hacia la ruina de la pujante producción agrícola del país.

Cito dos líneas del artículo "Los panes y los peces" escrito por Ángel del Cerro, un líder católico laico, y entonces publicado en la revista "Bohemia" con la referencia a una carta - ostensiblemente ficticia - de un campesino a su mujer: "Porque déjame decirte que debes tener fé en Fidel y la revolución.......Muy pronto los campesinos viviremos en casa buenas, no en bohíos que sólo merecen los cerdos". Cincuenta y dos años después de aquella carta y otras fábricas de cemento, los campesinos permanecen en los bohíos que los cerdos nunca ocuparon.

En el Exilio Cubano la añoranza del suelo patrio ha logrado transformar la imagen del bohío con la ayuda de la majestuosa palma real. De hecho entre nosotros existen excelentes acuarelas y óleos reflejando lo que no fué realidad. Quizás soló sea cuestión de no imaginarse a los hacinados en la estructura aborigen. Porque al menos en los muy "costumbristas" solares de ciudades y pueblos había electricidad, agua y servicios sanitarios comunales. La reforma urbana - otro robo de sello castrista con la intención de eliminar la propiedad privada convirtiendo al rico en pobre y al pobre en "propietario" paupérrimo - fue también parte de la pretensión lírica adornada por la construcción de algunos edificios de viviendas. Entre ellos los comúnmente conocidos como "las casas de Pastorita" al este de La Habana.

Todavía hoy, sin siquiera considerar los apagones, la presencia de la pipa de agua, la basura en las calles mezclada con las aguas albañales de tuberías rotas, etc. el acceso del pueblo cubano al cemento es muy limitado - como también lo es al resto de los materiales de construcción. Rara es la semana en que no recibo mensajes desde Cuba con información sobre techos apuntalados y goteras, paredes que se derrumban y la presencia de miles de refugiados en albergues por años sin otros lugares mejores donde subsistir. Es harto conocido que en Cuba durante las últimas cinco décadas se ha dispuesto de enormes cantidades de cemento para construir desde túneles militares e inefectivos muros para la contención de la salinidad , hasta el "elefante blanco" de Juraguá que nunca fué planta termonuclear y "las ocho vías" que pueden facilitar las operaciones de aviones de combate en caso de emergencia.

Como si no fuera suficiente también se ha despilfarrado el cemento de manera significante para edificar el Combinado del Este y muchas otras prisiones donde se refleja aún más la vesania, y por supuesto el odio del tirano cubano. El mismo odio que ha causado la enorme decadencia física, moral y económica en el país.  

Algunas veces me han dicho "Si ves La Habana no la conoces" , pero en verdad de regresar algún día la reconocería. Sin embargo al revisar las fotos de algunos sectores capitalinos pienso en una ciudad recién bombardeada, mientras que la tiranía castrista envía solidarios cargamentos de cemento a Venezuela.

Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero

Intelectuales comprometidos

Admito que de haber leído solamente lo publicado en el castrista "Cubadebate" sobre una larga conversación - dicen que interrumpida por dos recesos- entre el tirano cubano y un grupo de intelectuales extranjeros que asistió a una reciente feria literaria en La Habana, lo hubiera pasado por alto. Pero me ha exasperado que el intercambio apareciera entre las "Top Stories" cibernéticas hace dos días.¿Es que acaso con tantos problemas políticos, económicos y sociales en las cuatro esquinas del mundo no hay nada más importante que reportar?
¿A quién le interesa y empuja la divulgación de la palabra del "omnisciente"?

No, no entraré en detalles sobre lo que se habló bajo un cartel "Por la Paz y la Preservación del Medio Ambiente", oscilando entre la babosada con pinceladas de mentiras y lo genuflexo. Después de todo en Cuba predomina la paz - bajo intensa represión y sin la menor dificultad de expresarse siempre que no se mencione el desastre nacional desde 1959. Y ¿qué pudiera añadir sobre la preservación del medio ambiente? Durante la década de los noventa en mi preocupación por la contaminación en el territorio cubano tuve acceso a más de 200 denuncias sobre el ecocidio allá. Y me consta que todo sigue igual, porque como compusiera Mario Fernández Porta cuando nuestra música de hecho era música:
"Que me importa que la lluvia caiga despiadamente".

 Luego del momento de la ilusión lírica hace cinco décadas ,y sin contar a los intelectuales cubanos que ya se encontraban en el exilio, poco a poco Lezama Lima, Padilla , Piñera ,Arenas y muchos otros comenzaron a pasar a la lista de los no confiables confeccionada por castristas "leídos y escribidos" También intelectuales extranjeros como Vargas LLosa, Sontag, Baeza Flores y Karol perdieron el entusiasmo porque rectificar es de sabios.

No recurriré a un ¡Muera la intelectualidad traidora! tal como exclamó irritado el General José Millán Astray, el alma de la Legión Española, en 1936 durante un exabrupto frente a Miguel de Unamuno, el escritor y filósofo vasco. Pero me pregunto como es posible que seres humanos que se consideran pensantes a estas alturas malgasten el tiempo en un diálogo con el vesánico genocida.

 Confiado en la disculpa de quienes presten atención a estas líneas, finalizo enfatizando el enorme derroche de sometimiento y "guataquería" de "Cubadebate".Junto a fotos que me recuerdan a Valeriano Weyler en sus últimos días, también se ha mostrado una exclusiva de la mano izquierda del tirano cubano en el encuentro de intelectuales. La misma mano muchas veces levantada en aprobación de tanta sangre y lágrimas derramadas en Cuba y en el exterior. Aunque no puedo asegurar si cualquier semejanza a la "Creación de Adán" por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina del Vaticano, es calculada o es pura coincidencia.

Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero

Como lo veo yo por Alberto Gutiérrez Barbero


Cada día que pasa es uno más y uno menos en Cuba  bajo la tiranía castrista, aunque con las experiencias de lo vivido no creo que el singular momento de su final está a la vuelta de la esquina.

 Contrario a  lo que recientemente he leído sobre el despertar de un letargo en el Exilio Cubano, observo  que cada día disminuyen los que piensan mucho en la tragedia nacional y aumentan los que piensan poco o nada. Y eso en mi diccionario es a causa del almanaque y problemas generacionales mezclados con otros factores, pero  no letargo. Hoy  los que salen del infierno castrista han logrado minimizar la definición de exiliado político y entre los que quedan atrás la situación es más preocupante aún. Se dice que están cansados y que comienzan a abrir los ojos. Y cabe preguntarse ¿Cuál es el límite a la ceguera? ¿Cuánto más tiene que suceder para que vean de una vez por todas ? Luego de un entusiasmo inicial por la revolución hubo una marea de envilecimiento antes de pasar a la cotidiana práctica de una doble moral hablando una cosa y pensando otra  Se culpa al miedo que ocasiona las medidas totalitarias , pero hay mucho más . Eso lo demostró recientemente alrededor de medio millón de compatriotas que asistieron a la presentación del grupo musical "Calle 13" en el Malecón Habanero y ni tan siquiera se molestaron en rechazar que "la calle es de Fidel".

 En cuanto a que el mundo también comienza a despertar, tal pareciera que nunca se supo del paredón en Cuba a partir de 1959. ¿Es que tantos y tantos horrores durante cinco décadas por obra y gracia de la tiranía castrista han sido un secreto de estado? Me inclino a pensar que al mundo jamás  le quita el sueño lo que sucede en Cuba. Revolviendo la montaña de  evidencias  puedo mencionar  por ejemplo  al Vaticano indiferente antes los fusilados en el Foso de Los Laureles de la Fortaleza de La Cabaña gritando "¡Viva Cristo Rey!", a los intereses petroleros norteamericanos en Angola protegidos por "internacionalistas" cubanos  y a Washington siempre reculando ante algunas disposiciones de la ley Helms -Burton. También al congenial  Madrid  de los  hoteleros y otros oportunistas  empresarios españoles sin que importe  que la ETA -el grupo terrorista vasco- esté bien representado en La Habana, y  por supuesto debo incluir  la escandalosa tintorería -no un simple lavado de dinero - castrista en  bancos de la civilizada Suiza. 

Las Damas de Blanco

Hace dos semanas las llamadas Damas de Blanco estuvieron presentes en calles habaneras pidiendo una vez más libertad para sus familiares encarcelados. No puedo asegurar si estos últimos despliegues de la valentía de ese grupo femenino son de admirar tanto o más que los anteriores. En verdad  de momento han logrado la atención mundial. Pero  me es imposible ignorar  las primaveras negras en conjunto con todos los veranos, otoños e inviernos  igualmente negros antes de 2003, cuando ni estas damas u otras, ni tampoco caballeros de blanco protestaron ante la maldad de la tiranía castrista. Lo que vemos hoy es una consecuencia más de la misma "revolución del callo" que comenzó desde los tempranos días en que prevaleció la maldad del verde olivo.

No descarto que la reciente marcha celebrada en Miami fue un triunfo de la solidaridad con los que sufren en Cuba. Que se repita muchas veces Pero no olvidemos que con marchas no  se derriba la tiranía castrista y que antes de esa hubo otras de igual o mayor envergadura a la largo de la Calle Ocho, inclusive cuando muchos de los que aún apostaban al caballo equivocado hablaban barbaridades del Exilio Cubano. Y cuando en Cárdenas damas no vestidas de blanco se lanzaron a la calle con calderos enfrentando los tanques sin que un enorme porcentaje de cubanos y el mundo quisieran escucharlas.

 Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero 

Unas líneas basadas en el comentario de Edward Porro sobre la Marina Mercante Cubana.

Unas líneas basadas en el comentario de Edward Porro sobre la Marina Mercante Cubana.
 
Recientemente  Edward Porro expresó  en un comentario lo que debe ser una marina mercante : "Antes que nada marina mercante es Marina Mercante". En efecto marina mercante no es por ejemplo  los buques de Líneas de Navegación Mambisas transportando soldados y equipo bélico a diversas aventuras durante los años del  "internacionalismo proletario" castrista .Y el porqué de los huesos de miles de cubanos regados en tierras extrañas. Todavía a veces cuando  miro hacia atrás me parece increíble tanta furia revolucionaria y en resumen ¿cual ha sido el resultado? Hoy la situación política, económica y social en Cuba no justifica ni un segundo de aquellas locuras , y por supuesto tampoco las  otras que han caracterizado a la tiranía castrista. Precisamente hace poco le comentaba a un "internacionalista" que aún parece tener una tendencia hacia el marxismo-leninismo, que ese tipo de inclinación era una pérdida de tiempo. Después de todo los millones de dólares que subvencionaron en Rusia la contrarrevolución bolchevique en Octubre de 1917 provenían de Wall Street. Y lo de contrarrevolución lo mantengo a viento y marea porque no es un secreto que la verdadera revolución rusa tuvo lugar entre Febrero y Marzo del mismo año, cuando el Zar Nicolás II fue depuesto a causa del enorme descalabro sufrido por la tropas rusas en la entonces llamada Gran Guerra. También el "Mayor General Hambre" tuvo un papel decisivo en el final de la Dinastía Romanov al gritar las masas por pan y ser sorprendentemente apoyadas por las tropas cosacas. Las mismas que hasta entonces habían sido un instrumento del abusivo autoritarismo zarista ,pero que ya también estaban hartas de tanta miseria, hambre y represión. Algo que no estoy seguro si sucederá en Cuba porque no aún vislumbro a soldados y "segurosos" codo a codo con el resto de los cubanos exigiendo el final de la tiranía castrista.

De acuerdo a Porro la función de la marina mercante es mover carga de la forma más eficiente y rentable posible de manera que los fletes puedan cubrir los gastos y  dejar las ganancias necesarias  para mantenerse  operando satisfactoriamente. Sin dudas muy lógico y elemental, pero que no lo fue en Cuba desde 1959 al tirarse por la borda hasta el enorme subsidio soviético -  por algunos años el  equivalente a 8 millones de dólares diarios - en una atmósfera de incompetencia, improvisación  y latrocinio bajo el control del tirano cubano que "todo lo sabe". Se ha dicho que  lo importado de la Unión Soviética era pura chatarra  y materiales de segunda mano. Pero eso es sólo parte de la historia o de la desinformación en lo que repito no es una nación, si no una finca con un mayoral y donde el pueblo literalmente a veces vive en barracones. Dejando por el momento a un lado la terrible opresión allá, aclaro  que en  esos barracones la alimentación  es a veces  peor que la recibida por los negros esclavos en los barracones coloniales de otros siglos. No, no es una exageración. Desafortunadamente no es necesario exagerar. Cuando se describe la realidad de Cuba con ajustarse a las evidencias es suficiente..Quizás muchos no lo sepan o no lo recuerden,  pero en un instante  temprano en la década de los sesenta, antes de que Cuba fuera una colonia azucarera rusa,  hasta sé habló de erradicar la caña de azúcar  del suelo cubano acusada y condenada por haber sido ¡un instrumento del imperialismo yanqui!

La referencia de Porro a la marina mercante que en otros momentos cubrió las necesidades de las poblaciones costeras cubanas, me ha hecho recordar a la Empresa Naviera de Cuba . También al olvidado "Pinero" , de la Isle of Pines Steamship Co,. que por muchas décadas conectó a Nueva Gerona con Surgidero de Batabanó. Y que al ser sustituido por el ferry "Isla del Tesoro" pasó a la ruta de Nueva Gerona a La Coloma. Sin dudas entonces todavía  el Golfo de Batabanó era una zona de navegación de cabotaje muy activa, y durante mi niñez la mística de grandes goletas como "El Fanjul" llegaba hasta el Cabo de San Antonio. Años mas tarde trabajando a bordo de buques cubanos de mayor calado y tonelaje alcancé a ver las pequeñas embarcaciones que servían la costa norte de la Provincia de Oriente, y Baracoa en particular al todavía no haber una carretera que comunicara a  esa , La Primada fundada en 1512 por el Conquistador Diego Velázquez, con el resto de Cuba.

 Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero

Cuba and the American Academic of Newsman

Cuban exile Alberto Gutiérrez relentlessly denounces conditions in Cuba. I expressed surprise that no American academic or newsman had gone to Cuba to write a factual, authoritative report on conditions there. Alberto comments: "- I am sorry to say that the main objective of many academics who go to Cuba is have a chat with El Máximo Líder. Then they take a look around mainly in Havana and return claiming their "expertise" about education and health services there.

A report about racial discrimination, the suicide rate (one of the highest in the world), the daily life of a Cuban in comparison with the ruling elite, etc. is out of the question. Not many US universities are interested in those subjects. And the same goes for those enterprising journalists you mentioned. A Cuban professor from Florida International University will take some of her students to Havana for humanities classes. I requested a public clarification. I wondered in my note if the courses could be instead related to Inhumanities, considering the misery and oppression under Castro. So far my rather sarcastic note has been ignored".

RH: It is a sad situation, Those involved fear that were they to criticize Castro's Cuba, they would not be welcome again. Why does the Diario Las Américas not send someone to Cuba to write the report I suggested?

Cuba School Discipline

Randy Black described the discipline in Russian schools. Alberto Gutiérrez recalls his school days at the Academia Raymat, in Pinar del Río, many years ago: "There the students also stood when the teacher or any visitor entered the classroom. Those who misbehaved faced the stern principal, and were punished with a correctivo "a detention after class doing lots of homework. The students were sent home with a note explaining the reason of the "correctivo". The note was expected back the next day after being duly acknowledged by a parent. The voice of the agriculture teacher was better than any sleeping pill. Consequently, I also learned to set my eyes as open as possible toward the teacher and released my mind into a world of clouds closer to the kingdom of Morpheus. It was not easy but to close one's eyes was unthinkable.

Then, at Mariel Naval Academy things didn't get any better. Reveille at 6 a.m. I was often hungry and sleepy. My classmates and I endured lots of hazing in the name of "discipline". After all, that was a military institution, and we were "gentlemen" midshipmen. Those concepts were also enforced when most midshipmen were cashiered after the revolutionary purge of 1959, and those few spared became merchant marine cadets. Spherical Trigonometry and Solid Geometry classes are the ordeals l remember most. The two subjects were taught by a highly qualified lieutenant commander who didn't realize that we lacked his brains. At least the ensign who taught Nautical Astronomy was more approachable.

In 1960, during the time I attended Havana University, I noticed there a definitive breakdown of discipline That year many professors were purged, having been denounced by other professors and their own students for alleged past sins and a lack of zeal for Castro. However, it was in the US where I finally realized that sometimes students were allowed to sleep in class.

Unfortunately, with the years discipline and respect for teachers in this country have declined to an alarming degree. A close relative of mine who has been an excellent teacher for many years finally is ready to quit ."At this point I don't know who are worse: the students or their parents", she told me recently, disillusioned with the outlook"

RH: The disgraceful episodes in American schools should have led to the imposition of more discipline, but that seems not to have happened. Remember the motto of William of Wyckham: "Manners make man".

Ships and shipbuilding

Alberto Gutierrez answers a question about ship building in Cuba:
"Under Castro, today shipbuilding in Cuba is a shambles.

Shipbuilding reached its peak in Havana during the second half of the XVIII century with the launching of men-of-war such as "Santísima Trinidad", the flagship of the Franco-Spanish fleet at the battle of Trafalgar. Havana was a main shipyard of the Spanish Navy , taking advantage of the fine Cuban timber available in those days. Once, in San Lorenzo del Escorial, a member of my family sternly reminded a tour guide of the Cuban origin of the timber used in that palace/monastery, other Spanish palaces and in many sailing units of the Spanish Navy.

At the beginning of the last century, shipbuilding in Cuba was no longer important. In 1911 the small cruisers "Cuba "and "Patria" were launched in Philadelphia. Since then the Cuban navy relied on units leased from the US. A few gunboats with wooden hull were built in Havana. There were many Cuban-made schooners for commercial fishing, and the steamboats of "Compañía Naviera de Cuba"(the Cuban shipping company) were used for coastal trade. First the railroads, and finally the Carretera Central (the central highway )from Pinar del Río to Santiago de Cuba after 1931 led to the elimination of most maritime traffic between Cuban ports.

During World War II four old Cuban cargo ships were torpedoed by German submarines. After the war, foreign shipping companies, mainly US, British , Norwegian and Spanish, controlled the maritime traffic from Cuba to other countries. The little publicized "floating railroad"( railroad wagons full of cargo on their own wheels were rolled on and off cargo ships), operated between Havana and South Florida from 1945 until Castro took over Cuba, receding the container concept.

In 1948 the Cuban merchant marine established a regular service to several US ports. By the mid fifties, in spite of an incongruous collection of old ships , there were reasons to expect better days ahead: a dry dock was built in Havana for repairs, and six new freighters of small tonnage (four British and two Japanese) were ordered. After 1959 Castro was also keenly interested in developing a merchant fleet called "Lineas Mambisas de Navegación ". His first acquisition was the "Sierra Maestra"', an oddly designed freighter built in East Germany. Other cargo vessels were built in Poland and Spain. Between 1961 and 1965 the Cuban shipbuilding experienced a brief revival with the assembling of a modern fishing fleet in Havana . However, after the seventies, mismanagement and Castro's "grandiose " whims in Africa and elsewhere, sealed the fate of what seemed a promising future at sea. Some freighters were used to transport troops, and fishing boats carried weapons for the guerrillas in Venezuela and other countries. With the end of the Soviet subvention in the nineties the lack of maintenance, and even the unsanitary conditions and contamination aboard all those ships increased, causing the death of 37 seamen in assorted accidents.

Today the grossly underpaid and understaffed Cuban merchant marine is a disarray of ships mostly "camouflaged" with foreign flags to avoid US economic sanctions and the obligations to foreign creditors. Just taking a look at the sad conditions of Paula Pier in Havana, anyone can see the current situation of shipbuilding in Cuba.

Ronald Hilton

inicio de página