Your browser does not support JavaScript!
Bandera de Cuba
circulo naval logo    

Circulo Naval



Buques y Batallas Famosas



Birch Naval Battle

Se reconoce que la primera batalla naval tuvo lugar en el año 1210 antes de la Era Cristiana cuando los Hititas derrotaron a los Chipriotras cerca de Chipre. Sin embargo no fue hasta el siglo pasado que los teatros de operaciones en océanos y mares se extendieron hasta latitudes al norte de Noruega en Diciembre de 1943 y a latitudes al sur próximas a las Islas Fakland o Malvinas en Diciembre de 1914 y después en Mayo de 1982 . Por otra parte existe la tendencia a olvidar los combates en lagos y ríos como fueron por ejemplo la Batalla del Lago Erie entre norteamericanos e ingleses en Agosto de 1812 y la Batalla de Riachuelo entre brasileños y paraguayos en Julio de 1865. Menos conocidos son aún los enfrentamientos entre pequeñas unidades navales inglesas y alemanas en 1916 por el control del Lago Tanganica.

Quizás sea atrevido el considerar que las causas y consecuencias de algunas batallas navales en el pasado de cierto modo todavía están vigentes en pleno siglo XXI. No obstante al observar la creciente ola del fundamentalismo islámico y las revueltas en Egipto, Libia, Yemen. Siria, etc. pienso en la Batalla de Lepanto : El último combate decisivo entre flotas de galeras en 1571, victoria de Juan de Austria al mando de una coalición cristiana sobre los turcos otomanos y freno al expansionismo musulmán en el Mediterráneo. Aunque no espero otra batalla semejante en el futuro, a juzgar por la inclinaciones extremistas dentro de sectores del mundo islámico y la significante presencia musulmana en España, Francia, Alemania, etc. y hasta en antiguas repúblicas soviéticas, el día llegará en que haya que tomar el toro por los cuernos.

El poder naval inglés que definitivamente prevaleció en 1805 luego de la derrota franco española en la Batalla del Cabo Trafalgar fue una realidad hasta la Batalla de Jutlandia contra los alemanes en 1916 .También prevaleció durante la Segunda Guerra Mundial a pesar de que Alemania estuvo apunto de ganar la Batalla del Atlántico.. Lo irónico es que después de esa guerra comenzó la liquidación del imperio británico y la significante reducción de su marina de guerra.

La Batalla Naval de Santiago de Cuba en 1898 fue causa que Estados Unidos ascendiera a potencial mundial luego que algunos de sus buques de guerra hundieran la flota española al mando del Almirante Cervera. No obstante considero que lo relacionado a aquel combate merita un comentario extenso que quizás exponga en un futuro cercano.

Algo parecido sucedió en 1905 al derrotar los japoneses a los rusos en el Estrecho de Tsushima ya que por primera vez los buques de guerra de un país asiático prevalecieron sobre los buques de guerra de una nación europea. El descalabro ruso fue de tal magnitud que contribuyó a la abortada revolución contra el Zar Nicolás II aquel mismo año, y algunos historiadores lo consideran como una de las causas que precipitó la Primera Guerra Mundial, a pesar de que el asesinato del Archiduque Austríaco Francisco Fernando fue la chispa que sirvió para explotar el barril de pólvora europea. Peor aún es que debido a la victoria de Tsushima Japón pasó a ser rival de primer orden de Gran Bretaña y Estados Unidos estableciendo las ambiciones de su expansionismo que culminó durante la Segunda Guerra Mundial.

Afortunadamente en 1942 la Batalla de Midway , la más importante batalla en el Océano Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, fue una victoria para Estados Unidos. A partir de entonces Japón perdió el complejo de invencibilidad , la enorme capacidad ofensiva aeronaval y en cuestión de tres años su derrota fue definitiva con la interesante persuasión de dos bombas atómicas norteamericanas. De haber ocurrido lo contrario en Midway el Archipiélago Hawaiano hubiera sucumbido ante los japoneses en cuestión de tiempo. Es difícil imaginar las consecuencias de tan grave situación para el territorio continental de Estados Unidos, particularmente en la costa oeste del país. Pero por supuesto si se tiene en cuenta lo ocurrido en China desde 1937, por ejemplo las enormes atrocidades japonesas como el Rapto de Nanking , lo peor era de esperarse.

Considero que luego de la postguerra y el período de recuperación Japón mantuvo por algún tiempo la ofensiva económica tratando de ganar lo que no había podido por la fuerza de las armas. Lo curioso es que en resumen su víctima principal durante el conflicto mundial, hoy la China Roja eufemísticamente llamada República Popular China, hace tres décadas tomó la iniciativa con una campaña singular de producción y mercado apoyada por la complicidad de inescrupulosos intereses norteamericanos a la caza del "profit" a como de lugar, y una vez más los japoneses han sido derrotados aunque sin hundirse un solo buque de guerra ni derramarse una sola gota de sangre.

Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero

 

La Fragata "Numancia"

Fragata Numancia

Fueron las franceses los que finalmente llevaron a la práctica la idea de blindar baterías flotantes y a mediados del siglo XIX lanzaron la fragata blindada "La Gloire", el primer buque de guerra con casco de madera reforzado en su exterior con planchas de hiero. Por supuesto inmediatamente los ingleses los imitaron comenzando una carrera armamentista que en definitiva determinó el final de los navíos de línea que por entonces surcaban los mares.

También España , con un prestigio naval deteriorado y una flota muy reducida desde la derrota en la Batalla de Trafalgar a manos de los ingleses, siguió la iniciativa francesa ordenando la construcción de la fragata blindada "Numancia" a un astillero francés en 1862. Muy pronto otras fragatas similares y también corbetas serían construidas en astilleros españoles, situando nuevamente a España entre la primeras potencias navales europeas. De haberse mantenido aquella recuperación es posible que la Batalla Naval de Santiago de Cuba durante la Guerra Hispano Cubana Americana no hubiera sido una derrota tan aplastante para lar armas españolas,  a pesar de que la pérdida de Cuba más temprano que tarde era cuestión de tiempo por falta de visión, y hasta simple estupidez.

Como otros buques de la época la fragata de tres palos "Numancia" -así bautizada en nombre de la ciudad ibérica Numancia destruida por los romanos - disponía para su propulsión de una máquina de vapor y calderas que alternaba con las velas, pero fue la primera unidad española con alumbrado eléctrico. Al mando del Capitán de Navío Casto Méndez Núñez en 1866 participó activamente en el conflicto entre España, Chile y Perú Y también fue el primer buque blindado en darle la vuelta al mundo superando las dificultades de unidades francesas e inglesas.

Luego de algunas modificaciones y ya sin valor militar alguno, la "Numancia" a principios del siglo XX terminó encallada en la costa portuguesa y parcialmente condenada al desguace. Hoy otra fragata del mismo nombre es un moderno y eficiente buque de guerra español, pero al menos como yo lo veo al comparar fotos carece de la elegancia que tenía la original.
Referencias: Museo Naval de Madrid.
Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero.

 

El Santísima Trinidad

El Santisimo Trinidad 

Nuestro estimado colaborador Alfredo E. Figueredo nos informa que
 Eduardo Arona, en HISTARMAR, nos ofrece la noticia del siguiente
artículo sobre el navío Santísima Trinidad (130 cañones):



El Santísima Trinidad fue el más grande buque de línea, y fue construido en
el Arsenal de La Habana; luchó en la Batalla de Trafalgar, donde también
tomaron parte los siguientes buques construidos en el Arsenal de La Habana:
 Los Santos Reyes (112 cañones), San Pedro (80 cañones), San Cristóbal (70
cañones) y San Rafael (70 cañones).

Buques construidos en La Habana en la Batalla de Trafalgar (1805)
Cinco buques de línea, tomados de la Orden de Batalla española. Santísima Trinidad, 130 cañones, construido en 1769. Capturado por los ingleses en la batalla, cogió fuego, se hundió en mal tiempo. Abordo estaban el Almirante Hidalgo Cisneros y el Comodoro Francisco de Uriarte.

Los Santos Reyes (el 3o conocido como Príncipe de Asturias), 112 cañones, construido en 1793. Sobrevivió la batalla. Se hundió en el Puerto de La Habana por falta de carenaje en 1812. Abordo estaban los Almirantes Carlos de Gravina y Antonio Escaño.

San Pedro (conocido como Rayo), 80 cañones, construido en 1749. Se hundió por averías sostenidas un poco después de la batalla. Abordo estaba el Comodoro Enrique Macdonel.

San Cristóbal (conocido como Bahamas), 70 cañones, construido en 1780, capturado por los ingleses en Trafalgar. Abordo estaba su Capitán Dionisio Galiano. San Rafael, 70 cañones, construido en 1771, perdido en Trafalgar.

inicio de página